Home » Turismo » Entre viaje y viaje/Mérida primera parte

Entre viaje y viaje/Mérida primera parte

Roberto Vives Guerrero

 

Mucho material histórico se tiene ahora y muy a la mano, de todas las ciudades  importantes nuestro país; así pues basta con tratar de recordar los paseos que sirvan no para otra cosa sino, para orientar de una forma más rápida y elocuente a los nuevos visitantes.

Visitando Mérida,  al igual que don Porfirio Díaz en su tiempo de Presidente dela República, dijo al regreso de uno de sus viajes a la ciudad de Mérida “vengo de la ciudad blanca, refiriéndose específicamente  por sus calles tan limpias”.

Y en este contexto  al igual que un servidor considero que muchos teníamos el concepto de que ¨Mérida se le llamaba así por su limpieza, sin embargo en este viaje nos enteramos que realmente  no se aceptaba que vivieran mestizos  era entonces llamada ciudad de los blancos.

Que es cierto y que es mentira en un viaje:

La verdad es que si existe  motivos para visitar de nuevo Mérida es por su gente, en un poco más de ocho días de nuestra estancia  preguntamos a varias personas  lugares, restaurantes, paseos, rutas etc.  Y solo una personas por cierto distíngase por ser un vendedor callejero que aunque son pocos  comparado con ciudades como México  y Oaxaca, pero bueno ese distraído y mal humorado comerciante de refrescos  en la calle  fue el único que contestó airadamente con un NO SE…

En la plaza grande  encontrará usted, diversos restaurante  de acuerdo a su presupuesto le recomiendo dos opciones  comida típica y con buen sazón en la Chaya Maya, un restaurante  bonito sus precios  no son baratos pero tan poco escandalosos más bien considero estándar con otras ciudades; se encuentra ubicado en la 62 por la 57 pruebe la sopa de lima

Si no quiere gastar mucho dinero y comer sabroso  existe un lugar que en lo personal me gustó se llama el Trapiche, ubicado sobre la calle 62 # 491  entre las calles 59 y 61.

En este lugar podrá disfrutar a la carta y la comida del día  esta es la recomendable por su precio 60 pesos  una sopa, guisado y agua de sabores y muy generosamente servida.

¡Ah! Pero eso no es todo  a partir de las cuatro de la tarde puede ir a botanear  un restaurante  que por cada bebido le sirve un botana típica  si su pedido rebasa los cien pesos créame que se sorprenderá porque le servirán  los más  destacados antojitos como el Salbute, los panuchos, y otros más.

En cuanto a la diversión en Mérida se toman muy en serio agradar a sus visitantes y desde hace más de cinco  décadas  se lleva a cabo un espectáculo único en el parque de Santa Lucía  la famosa serenata yucateca, evento realizado a través del departamento de cultura del Honorable Ayuntamiento, todo un espectáculo romántico, poético y florklorico que le deja a usted un grato sabor de boca, no sin antes pasar a cenar en el atrio de la iglesia en donde un grupo se lindas señoras ofrecen, para su venta   los antojitos  deliciosamente preparados; puedo asegurarles que son los mejores que comí en esta  primera visita  ya que  estoy seguro  volver a Mérida no está en tela de juicio, por supuesto que volveré.

Bueno  lo prometido es deuda, empiezo a darle a conocer algunos detalles para que usted vaya directo  a un camino que recorrimos nosotros por vez primera.

El día de mañana  nos vamos a Celestum ya les platicaré lo cierto lo falso de este  recorrido

Hasta mañana

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*